jueves, 30 de julio de 2009

Antibióticos naturales

Llamamos Antibióticos naturales a ciertas sustancias que la naturaleza otorga al ser humano para defenderse de los ataques de microorganismos y de otros entes patógenos ya que refuerzan el sistema de defensas propio de cada individuo, llamado sistema inmunológico.

Los Antibióticos naturales son sustancias inmunoestimulantes porque potencian la fuerza vital propia del organismo que defiende también de los ataques climatológicos, de los influjos electromagnéticos y de las propias emociones internas que obstaculizan los procesos orgánicos naturales.

Los propóleos producidos por las abejas para proteger su colmena de bacterias y hongos que puedan afectarla, son un ejemplo.

Hay muchas plantas que pueden ayudar a fortalecer la resistencia del organismo.
  • La Equinácea, es una de las más conocidas, era considerada por las tribus indias como planta sagrada por sus asombrosas propiedades curativas. Hoy se usa como antibacteriano e inmunoestimulante, como protector frente a procesos infecciosos.
  • La uña de gato, una liana que crece en las selvas lluviosas peruanas, potencia la inmunidad por su efecto antiinflamatorio, antioxidante y contra virus e infecciones, como neumonías y alergias.
  • El hongo shiitake, cultivado desde hace siglos en las montañas de Asia, aumenta las defensas específicas, actúa como antivírico, y también es un antibiótico que resulta muy útil ante problemas respiratorios.
  • La uncaria tomentosa es antivírica, el tónico de hipérico se toma por sus propiedades bactericidas y el conocido
  • Aloe Vera resulta un eficaz antiséptico cuando se aplica sobre la piel.
  • El ginseng, cuyo extracto actúa como estimulante general y del sistema nervioso, es antiestrés y antirradicales.
  • El malvavisco, que se encuentra por todas Europa, se aplica sobre todo para mejorar inflamaciones de la mucosa digestiva y respiratoria. Así, resulta ideal para hacer frente a problemas tan diferentes como el reflujo gastroesofágico o la faringitis.
  • Del regaliz también se aprovechan sus propiedades antiulcerososas y antiespasmódicas.
  • Los fermentados tienen acción bacteriostática,se obtienen a partir del almidón, azúcar de uva (glucosa) o azúcar de caña (sacarosa) utilizando el Bacillus Delbrücki y la Fermentación láctea, a partir del azúcar de la leche (lactosa) con el Bacillus lactis acidi
Seguiremos hablando de los antibióticos naturales que refuerzan el sistema de defensas

foto.flickr


+ sobre el tema:

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada